Introducción a la historia de la Química. Los tiempos de la magia y el arte

La historia de la Química… un decidir constante.

La vida es un decidir constante. De antemano sabemos que como consecuencia de una decisión obtendremos un resultado, a veces éste será el que esperábamos y a veces no lo será. Es así que la vida no solo se trata de decidir sino que también está hecha de resultados, de resultados que experimentamos y forman parte de nuestra vida cotidiana. Es por ello que la vida está hecha de experiencias, que en algunas de ellas seremos o no seremos los protagonistas, los propulsores, lo ejecutores que den vida a los sucesos que acontecen en dichas experiencias. Por ello es que al hablar de acontecimientos es hablar de historias. Por ello es que quien habla de historias no solo habla de decisiones, de resultados, y de experiencias, sino habla de sí mismo también, porque detrás de la historia que cuenta existe un interés personal, un interés que también tiene su historia, historia que tiene como objetivo simplemente comprender.

Es en base a la comprensión que podemos dar lugar a tomar una decisión, decisiones que solo podemos tomar en el momento presente, sin lugar a dudas. Momento a momento decidimos, momento a momento creamos acontecimientos, momento a momento formamos historias, por ello es que las historias están determinadas por las decisiones. Como también es a través de las historias que tomamos decisiones.

¿Cuántas historias nos han permitido revivir la esperanza de que la Vida es un lugar para Vivir en plenitud, con alegría, amor, y respeto hacia todo cuanto existe en ella empezando por nosotros mismos?

¿Cuántas historias de personas, aunque no las conocimos directamente nos han inspirado para cambiar nuestra forma de actuar en busca de una vida más saludable y gratificante?

¿Cuántas historias nos han dejado reflexionando acerca de la dirección que hemos dado a nuestras propias vidas?

 ¿Cuántas maneras de vivir nos reflejan la nuestra?

¿Cuántas veces creemos que nuestra propia existencia será una historia de inspiración para los demás?

¿Ahora mismo qué historia estamos construyendo de nuestra propia vida?.

Quizá ya no se trate de preguntarnos ¿cuántas? sino ¿qué voy a decidir con esas cuantas?, puesto que a través de las historias que nos cuentan y que vivimos tomamos una decisión.

Nos iremos de este mundo, es evidente que en cualquier momento dejaremos de pertenecer a este mundo que ha sido el escenario de nuestras historias, y después de ello, en definitiva se hablará mucho o poco, pero se hablará, se contará, se narrará nuestra historia, quizá no tan nuestra pero sí una historia. Sin embargo lo que hoy importa es que hablemos con nuestra propia conciencia, no me refiero a que hablemos conscientemente cuando nos dirijamos a los demás, ya que para ello implicaría hablar primeramente con la misma conciencia, es decir, hablarle a ella, es decir, a la conciencia nuestra, porque ¿te has puesto a pensar que cuando le hablas a la conciencia ella despierta? y cuando está despierta suponiendo que vas a solicitarle a ella caes en cuenta que ya no necesitas que haga algo por tí, ahora ella necesita de tí, para que ella pueda tomar acción en la consecución de actos más humanos y equilibrados, que solo puede realizarse a través de un ser humano, el humano que hemos aprendido a conocer, ese que eres tú, ese que soy yo, ese donde habita la conciencia.

¿Qué tiene qué ver “Esto” con la química?

“Esto” se reduce a dos cosas:

Esto como el significado de lo que es una historia,

y Esto como la generación de ideas o pensamientos plasmados.

En los dos sentidos la química logra ver, logra asomarse, y logra manifestarse para después explicar su experiencia en “Estos”  dos qué veres.

En el primer sentido: “Esto” como el significado de lo que es una historia, la importancia es reflexionar lo que es la historia y de ahí verlo de esta forma para comprender que la química también tiene historia, que como toda historia hecha de decisiones,  nació como cualquier otra historia en nuestras vidas, y que aún en la actualidad, el rumbo que tome está determinado día tras día por las decisiones de quienes la practican tanto en una investigación oficial como quienes disfrutamos o no de sus beneficios en tantas aplicaciones dentro de la tecnología o en cualquiera de otras áreas de la vida. La historia de la química ha sido marcada y/o direccionada por las decisiones de tantas personas que tuvieron o no mucho conocimiento para aplicarla, pero que hasta hoy sigue haciendo historia tanto como sigue existiendo vida humana, ya que el motor de su crecimiento es la mente del ser humano y pretender predecir su final, como en cualquier otra ciencia que es de utilidad al desarrollo de la humanidad es como pretender predecir el final de la vida. De ahí que aprendamos a observar, a analizar y  lograr las mejores acciones que tengan como principal interés por hacer un uso adecuado y sano para el bien común.

Y por otro lado, en “esto” como la generación de ideas o pensamientos (plasmados o no); el sentido es reconocer su manifestación en esta generación de ideas, reconocer a la química como la causante de nuestros procesos de pensamiento. Todo el proceso que ocurre para generar pensamientos, para que ocurran pensamientos y para que éstos nazcan y se manifiesten es química. Química porque dicha ciencia lo a estudiado, con sus conocimientos a través de pruebas reproducibles y es a través de su estudio que puede explicar las propiedades, la estructura y las transformaciones que ocurren en la materia, es decir, en todo aquello que ocupa un lugar en el espacio, por ello es que la química como un seres biológicos (portadores de células, de tejidos, de órganos, de sistemas) está presente tanto en estos lugares físicos (donde nace un pensamiento biológicamente) como hasta en los mismos procesos biológicos (que son capaces de lograrse en las figuras físicas que tienen vida) y  desde esa parte física, como seres sustanciosos químicamente podemos observar que hasta los mismos pensamientos que dan forma a estas ideas que vas leyendo y que voy escribiendo (con tiempo anticipado al que te encuentras leyendo) son objeto de estudio de esta ciencia tan importante que resulta imposible prescindir de sus aportaciones a nuestro desarrollo en todos los sentidos que deseemos.

Aterrizar en el significado de la historia nos permite comprender en la utilidad que trae a nuestra vida tanto conocerla como hacerla ya que de una o de la otra decidimos momento a momento y en ese momento a momento seguimos haciendo historia porque:

Pasando a reflexionar de qué tan importante o dónde radica la trascendencia en detenernos a apreciar los hechos históricos del pasado, podemos concluír que la historia simplemente es presenciar el origen de lo que hoy somos. ¿Podríamos pensar que hay otra forma de conocer el origen de lo que hoy conocemos (como seres humanos en una sociedad avanzada por la ciencia y la tecnología) sin poner atención a lo que relata la historia?.  Cuando observamos lo que hay detrás de la existencia de cada cosa, animal o persona estamos invocando la llegada de narraciones, relatos, explicaciones, que nos permitirán solo así comprender la existencia de lo que vemos. ¿Qué tuvo qué ocurrir para que hoy exista lo que encontramos a todo nuestro alrededor?, ¿pudo ser de diferente forma a la que ya fué?, ¿qué determinó que fuera de tal manera o no de otra? y es precisamente lo que nos cuestionamos cuando nos cuesta trabajo comprender algunos hechos que quizá no nos gusten especialmente cuando existieron pérdidas humanas o ambientales. Las historias aunque muchas nos dejan con un mal sabor de boca existen otras que nos permiten idear nuevas maneras de lograr proyectos que anhelamos lograr.

Logramos comprender la causa y los enfrentamientos de todo lo que existe.

Nos permite apreciar y cuidar lo que tenemos hoy.

Logramos idear nuevas formas para realizar proyectos.

Nos inspiramos con la vida y obra de personajes que lograron un bien para toda la humanidad.

Aprendemos dos cosas: evitamos cometer errores que se han cometido antes al tener conocimiento de causa y de ahí que estemos consciente de cómo no hacer las cosas y por otro lado también aprendemos a cómo hacer para lograr excelentes resultados.

Nos permitimos visualizar los alcances de nuestras decisiones actuales.

¿De qué otra manera piensas que nos puede beneficiar conocer la historia?.

Y dando lugar a la historia específicamente que toma la Química en la Tierra y el Cosmos:

¿De qué manera piensas que el conocer la historia de la Química nos puede ayudar para conservar y/o mejorar nuestra calidad de Vida?

A continuación se muestra el video del primer capítulo de la obra “Introducción a la Historia de la química” de la maestra Soledad Esteban Santos, quien nos narra los momentos del pasado que dieron origen a la formación de esta ciencia que a medida que conocemos sus aplicaciones y su importancia  nos motivamos a conocerla con mayor profundidad con el fin de actuar en base a la comprensión del mundo que se manifiesta a nuestro alrededor.

Los tiempos de la magia y el arte

Una propuesta de: Soledad Esteban

Desde los comienzos de la historia, la materia ofrece experiencias expectaculares a los seres humanos. El hombre desde siempre se ha preocupado en observarla con atención, en conocerla y en transformarla y esto por una razón elemental: del mundo natural que le rodeaba debía extraer sus medios de vida. La materia a sido objeto de estudio desde diversas perspectivas; lo ha sido desde la filosofía y las ciencias de la naturaleza hasta las ciencias ocultas. Una de las ciencias de la naturaleza que estudia las reacciones de la materia y sus propiedades es la química.

En la actualidad, a pesar de que para el hombre común, el ámbito de la química pueda parecer algo ajeno o exótico, su presencia y repercusión en nuestra vida cotidiana es constante y más cercana de lo que en general se supone.

1

Soledad Esteban Santos.
Profesora Titular Química Orgánica UNED

Soledad Esteban Santos: Ante todo la química es aquella ciencia que estudia las transformaciones de la materia, ¿no?, entonces la química como tal ha existido siempre, ¿no?, desde los primeros tiempos del hombre en el momento por ejemplo que descubrió el fuego, aquello ya era una reacción química. El hombre después desde la prehistoria también ha hecho cerámica, también ha fabricado vidrio después, las edades de los metales, ha tratado los metales de obtenerlos, los ha obtenido, ha trabajado con ellos, entonces todo esto es química realmente.

La profesora Soledad Esteban Santos propone un particular acercamiento al mundo de la química. Más allá de conocer los principios, las leyes y los conceptos que están involucrados en una teoría científica. Soledad Santos señala la importancia de conocer la evolución de las ideas y cómo se han llegado a establecer las teorías. Su propuesta es ahondar en el estudio de la historia de la química para apreciar su desarrollo histórico y captar su sentido como ciencia.

Soledad Esteban Santos: Conocer cómo se han llegado a establecer todos esos principios y teorías a través de la observación, de establecer unas leyes matemáticas, con un lenguaje matemático, unas leyes generales para el comportamiento de la naturaleza cuando se observaba que un hecho se repetía. Después tratar de elaborar una razón de por qué ocurren esas leyes en la naturaleza, es decir, establecer unas hipótesis que explicaban por qué ocurren pero después hay que comprobar esas hipótesis, hay que comprobarlas con nuevos hechos experimentales. Entonces si se comprueban, se ratifican, pues así estamos en el buen camino para crear una teoría científica, no es tan sencillo el camino, lo estoy diciendo a grandes rasgos, pero es así, entonces estos son las etapas del método científico.

2

El interés por el estudio de la evolución histórica de la química ha sido el origen de “Introducción a la historia de la Química”, obra escrita por la doctora Soledad Esteban Santos y publicada por UNED ediciones.

Soledad Esteban Santos: En principio fué elaborado pensando en el profesorado de ciencias pero después pienso que este tipo de disciplinas tiene interés también para los estudiantes de ciencias en general, para otro tipo de profesorado y bueno, el público general que sea capaz un poco de abordar temas de, científicos con este enfoque histórico.

El libro se ha elaborado con la intención de presentar un curso para el programa de formación del profesorado de la UNED. En él se presenta la relación que siempre ha existido entre el ámbito de la química y los fenómenos sociales, políticos y económicos.

Soledad Esteban Santos: Uno de los motivos básicos fue también no solo el ofertar, el ofrecer estrategias al profesorado para que utilicen la historia de la química en el aula, ¿no?, como una ayuda didáctica en su trabajo como docentes, sino también el ofrecer unos contenidos básicos en esta disciplina, porque generalmente la historia de la ciencia en general o disciplinas como estas, como la historia de la química, no suelen aparecer en los planes de estudio de las carreras de ciencias.

Abordar la química a través de su historia facilita el acercamiento a esta materia tanto para los docentes como para los estudiantes.

Soledad Esteban Santos: Conectar ciertos contenidos puramente científicos con sus aspectos históricos puede acercar la química al alumno haciéndosela más atractiva, más, como dicen ahora, motivar al alumno, porque realmente la química, si pensamos en ello, es, todos sabemos que de entrada, es una disciplina que nos da miedo, ¿no?, es árida, es difícil  entonces hay que intentar que resulte más interesante para los alumnos.

Lo importante, subraya la especialista, es percibir que el progreso de la química, no es obra de una persona en particular, sino que es un proceso histórico que avanza de eslabón en eslabón.

Soledad Esteban Santos: A través de la historia de la química los estudiantes se pueden dar cuenta de el trabajo tan enorme que implica la investigación científica y de cómo se llega a crear un cuerpo teórico para las disciplinas en este caso de ciencias, ¿no?. Entonces por una parte puede mostrar las etapas más importantes del método científico y que el alumno valore así la ciencia y la química de otra manera en su verdadera dimensión.

“Introducción a la historia de la química” no es una obra dirigida únicamente para estudiantes y profesores, pensando en un público más amplio, el texto escapa a los tecnicismos, en sus páginas se puede encontrar información de tipo social y cultural relacionada con la química, así como atractivas anécdotas. El caso del término baño María, es un ejemplo que comenta la profesora Soledad Esteban Santos, término que tiene un origen en el siglo II después de Cristo, en la época de la alquimia griego-egipcia.

mapa-egipto

Soledad Esteban Santos: Era una mujer que vivía en Alejandría, que se llamaba María la Ebrea o María la judía, la que ideó un nuevo método para calentar los recipientes en vez de hacerlo directamente con el fuego, pues a ella se le ocurrió este método ¿no?, introducirlo en otro recipiente que a su vez contenía agua que era la que se calentaba. Entonces, por ejemplo, el que cualquiera sepa que este término de baño María es un término realmente de origen químico, o alquímico ¿no?, del siglo II de nuestra era, pues verdaderamente puede resultar curioso ¿no?.

La historia de la química, se remonta a los primeros tiempos, a la prehistoria, cuando las transformaciones y los cambios de la materia interesaban al hombre desde un punto de vista práctico, utilitario.

Soledad Esteban Santos: En sus comienzos realmente el fuego era evidente que al hombre le valía para calentarse, para cocinar sus alimentos, para crear las vasijas en las que los cocinaba o acumulaba sus mercancías, la cerámica. También para, la química servía, para pintar las cuevas y para pintar sus sueños, ¿no?, las pinturas rupestres, realmente los pigmentos son casi todos de origen mineral, algunos de origen vegetal, pero casi todos de origen mineral, también le servía para teñir sus ropas, en fín, la química en principio tuvo una vertiente de utilidad.4

Una vez conocidas aquellas experiencias prehistóricas, ¿cuál es la cuna de la química? China, India, Mesopotamia, Egipto, de todos modos esto no parece ser lo más importante. Lo cierto es que en todos esos lugares, la actividad química tiene rasgos comunes. Los dogmas religiosos están íntimamente relacionados con la ciencia y con el arte. En aquellos tiempos la práctica química raramente va asociada a la reflexión.

Soledad Esteban Santos: La química, durante muchísimo tiempo fue una artesanía, una habilidad manual con la que se obtenían productos útiles para el hombre ¿no?, después ya, a principios de la era cristiana, todo ese saber de la antigüedad confluye en Alejandría, entre saber de los griegos, de todo oriente, de Egipto, entonces es cuando comienza la alquimia, que se une a una serie de filosofías orientales de astrología, de mística y comienza la época como digo de la alquimia sus distintas etapas.

En el mundo un poco científico, un poco mágico y un poco esotérico de la alquimia, no existía la intención de razonar los fenómenos que ocurrían. Será en el renacimiento cuando comienza una nueva etapa para la historia de la química:
Boyle introducirá el razonamiento en la interpretación de los fenómenos químicos e iniciará la etapa de la química denominada pre-científica. En el siglo XVIII Lavoisier culminará esta evolución protagonizando la revolución química, para entonces la química deja de ser ese objeto misterioso y mágico relacionado con la alquimia y se convierte en una ciencia en la que los fenómenos de la materia se razonan críticamente y se sistematiza su conocimiento.5

Soledad Esteban Santos: el objetivo de la alquimia era otro ¿no?, como todos sabemos, en la búsqueda de la piedra filosofal para obtener el oro, el oro potable y del elixir de la vida para conseguir la inmortalidad. Entonces durante muchos siglos, la alquimia que fue la que gobernó la química, la actividad química, pues no hizo progresar a ésta porque no había una teoría con la que se hicieran esos experimentos ¿no?, pero al mismo tiempo que la alquimia, fueron comenzando otra serie de oficios artesanales como era los relativos sobre todo a la minería y a la metalurgia, entonces esos sí que con el tiempo sobre todo a partir del renacimiento empieza a andar un nuevo impulso al hacer químico.

Alejandría es una palabra clave en la historia de la química, es un punto de encuentro donde se cruzan y se enriquecen diversos saberes y culturas. Un fantástico mundo en donde el saber egipcio y del oriente próximo toma contacto con el saber de los griegos. Donde filosofías y pensamientos como el misticismo, el gnosticismo y la astrología despliegan sus ideas, es el mundo donde se desarrolla la alquimia.

Soledad Esteban Santos: Confluye un hacer químico con una ideología basada en el objetivo de conseguir la piedra filosofal y conseguir así el oro perfecto ¿no?, el oro potable de los alquímicos, que en realidad corresponde a una pregunta de dónde venimos y a dónde vamos ¿no?. A los alquímicos, en realidad lo que querían encontrar con esto es el origen de nuestra vida, llegar al origen de nuestra materia, que pensaban, que con el oro, el oro potable que ellos llamaban el metal puro por excelencia, sería un poco el origen de, de nuestro, de nuestra, la materia, de nuestra tierra.

Entre las muchas corrientes de pensamiento que nutren a las prácticas alquímicas se encuentra el hermetismo. Según lo define la profesora Soledad Esteban Santos, una mezcla de platonismo, esteoisismo, astrología babilónica y religión egipcia.

Soledad Esteban Santos: También habría qué añadir la doctrina del hermetismo, o6 doctrina hermética, que cuyo nombre proviene precisamente de Hermes Trismegisto, es una divinidad egipcia, que es el Dios Tot, el Dios de todo el saber escrito, y además sintetizado con el Hermes Griego, entonces, es ese, se le atribuían a Hermes Trismegisto la escritura de los libros herméticos y es una doctrina también añadir a la, a todas las que mencionada anteriormente de la alquimia, de la época griega que subsistió después durante todas las épocas alquímicas.

La filosofía china tiene un lugar destacado en la evolución de la alquimia. Más que la fabricación de oro a partir de otros metales, lo que interesa a la alquimia china es la preparación de elixires con los que el hombre pudiera alcanzar la perfección y la inmortalidad. Estos saberes orientales son recogidos por los árabes, quienes los amalgaman con la alquimia griego-egipcia al invadir Alejandría.

Soledad Esteban Santos: Serán los árabes, con las traducciones que hicieron de los textos griegos que encontraron la biblioteca de Alejandría, que después los vertieron al latín, y también sus propios escritos sobre alquimia árabe la traducen al latín. Los que son, como digo, los árabes, los transmisores de todo este saber alquímico, al occidente europeo medieval, de aquellos momentos.7

Las prácticas alquímicas medievales tienen relación directa con que la química alcance el estatus de ciencia con un retraso de más de 100 años con respecto a otras disciplinas científicas como la física, la astronomía o la fisiología.

Soledad Esteban Santos: Uno de los principios del alquimista era su secretismo, su lenguaje alegórico, no podía comunicar los resultados nada más que a los iniciados, por eso en los grabados de alquimia siempre hay unas representaciones simbólicas que dan prueba de este secretismo tan enorme que ellos tenían. Entonces, por una parte esto ¿no?, el secreto de no comunicar sus investigaciones y por otra aquellos realizaban sus experimentos pero no trataban de razonar por qué ocurrían, entonces, la teoría está separada de la experimentación y esto produjo un estancamiento de la actividad química.

.8

Cuando se comenzó a utilizar la razón con sentido crítico para explicarse el comportamiento de la materia, es cuando la química empieza a transformarse en ciencia, esto no sucede hasta el renacimiento. La química en su evolución histórica recibe numerosos contribuciones de diversas expresiones de la ciencia y del pensamiento.

Soledad Esteban Santos: La química ha tenido una aportación enorme de la medicina y la medicina de la química. Durante mucho tiempo los principales medicamentos se obtenían a partir de extractos vegetales ¿no?, que en el fondo son ni más ni menos que productos químicos y los procesos de extracción eran también de tipo químico, también medicamentos de tipo mineral. Por otra parte la física y la química tienen enormes conecciones porque las dos estudian la materia en distintas perspectivas pero muchas veces coincidentes. La filosofía también, por ejemplo, los filósofos griegos, ya todos los presocráticos, Aristóteles, Epicuro, han expresado en sus ideas filosofía sobre la naturaleza y su comportamiento. Entonces la química, la historia de la química tiene un enorme contenido interdisciplinar.

En su obra, “Introducción a la historia de la química”, la autora se propone ofrecer una perspectiva más humanista y menos dogmática de esta ciencia, lo hace atendiendo a la interacción existente entre teoría y experimentación y en especial a la evolución de las ideas implicadas en este proceso.

En próximos programas continuaremos observando los siguientes pasos evolutivos de este desarrollo histórico.

9

Guión: Carlos Bianchi.
Realización: Pedro Domínguez Ayte
María Pérez
Locución: Rosa del Fresno

Nuestra vida es la esperanza de un Ambiente Sano

Reciclar es decirle a nuestro Mundo cuánto lo Amamos.

 

1

¿Te has puesto a pensar que la cantidad de desperdicios, deshechos o basura crece a medida que aumenta la cantidad de consumo de los productos de los que se deriva?, ¿Te has puesto a pensar cuál es el destino final de todo lo que tiramos a la basura?. O si no, simplemente, antes de tirar lo que estés a punto de llevar a la basura pregúntale a eso ¿cuál será tu destino final? y ¿cuánto tiempo transcurrirá para eso?, y si no  te contesta es porque la respuesta está en tus manos.

Recuerdo que mi maestro de Química de tercer grado de secundaria, en una clase en particular, recién acabado todo el grupo de acomodarnos en nuestros mesabancos; paseaba su mirada muy seria y serenamente de forma fija alrededor de todo el grupo, y en un de repente señaló con su dedo índice azarosa y directamente a alguno de nosotros diciéndole: ¡Tú!, ¡siiií!… tú!, ¡tu contaminas! y … ¡también tú! (señalando a otro) y tú! (señalando a alguien más) y tú! (otro compañero) y tú también! (creo que me señaló a mí), hasta que finalmente nos reíamos todos por su manera tan singular, sorprendente y cómica de iniciar con el tema de la clase, ¿ya se imaginan cuál?, así es… precisamente el de la contaminación del medio ambiente. Solemos prestarle poca o nula importancia a nuestros actos debido a nuestra creencia falsa de que no dañamos o no influimos de forma drástica con nuestros hábitos en el destino que le damos a lo que ya no utilizamos y con ello descuidar el medio que permite que la misma existencia humana sea un hecho satisfactorio y armonioso. Sinceramente esa afirmación de mi respetado y admirado maestro me sorprendió porque yo sentía que hasta antes de ese momento, que yo era una persona educada en ese aspecto, reflejándose con el cuidado que tenía en colocar la basura en su lugar, comprendí que sin lugar a dudas yo misma soy un agente contaminante de por vida pues requiero de la utilidad de todo, sino es que en su mayoría lo que hasta ese momento el maestro nos invitó a reflexionar comenzando de la siguiente manera:

Ustedes jóvenes, cuando se levantan por la mañana antes de venir a la escuela, ¿qué hacen? – Y comenzamos a participar con nuestras variadas experiencias:

Voy al baño – contestamos la mayoría.

Y después qué hacen? – Preguntaba el maestro. Bueno, sea lo que sea que hagan le bajan al baño y ¿adivinan qué pasa?, ya con eso están contaminando, esa agua en un principio estaba limpia pero después de dejarla ir se irá a por la tubería del drenaje para acumularse con otra que es de la misma naturaleza que la que dejaron ir.

Y después qué más hacen? – Preguntó el maestro.

Nos bañamos- dijimos la mayoría.

¡¡¡Muy bien!!! – comentó el maestro. Y cuando se bañan utilizan nuevamente agua limpia que una vez que terminen de bañarse esa agua se irá mezclada con jabón y shampoo. Que en pocas palabras con ello están contribuyendo a más contaminación.

Y continuó diciendo:

Después desayunan, quizá se preparen un cereal con leche, suponiendo que encuentran la última ración de cereal en la bolsa, después de servirse el cereal tiran esa bolsa colocándola en un contenedor de basura, y con esto más contaminación.

Proceden después de terminar su desayuno a lavarse los dientes y ¿qué hacen?. Toman un vaso, lo llenan de agua, le ponen pasta de dientes a su cepillo y empiezan a cepillarse. Tiran los enjuagues y … más contaminación para el ambiente.

Se acuerdan de ponerse crema hidratante pero como ya está por acabarse después de intentar extraer todo lo que posible para utilizar hasta la última gota tiran el envase y con ello más contaminación para el ambiente.

Se acuerdan de llevar una manzana para media mañana, la envuelven en una servilleta y una bolsita de plástico, cuando llega la hora de comérsela tiran lo que no les gustó de la inocente manzana y además agregan a las  acompañantes, es decir, la servilleta y la bolsita transparente de plástico. Con esto ¡¡¡más contaminación!!!

Van apurados para tomar el transporte que los llevará a la escuela, y éste durante todo el trayecto observaste que tiraba mucho humo, y claramente es otra evidencia más en la que contaminamos el ambiente.

Llegamos directo a nuestra escuela, cruzamos la calle, entramos al salón y hacemos algún ejercicio en clase, te equivocaste y decides quitar la hoja de tu cuaderno, aprovechas la oportunidad no para reflexionar qué pasará con esa hoja sino para hacerla bolita y tirarla como si fuera una pelota de basket ball hacia el contenedor de basura que ves a primera instancia. Está bien, te divertirte sin tener hasta ese momento la suficiente conciencia, de que no has dejado de contaminar más el ambiente.

Al observar todo estas acciones, podemos reflexionar cuántas acciones realizamos momento a momento sin visionar la trascendencia de ellos a corto, mediano y largo plazo. Aquí cabe de forma atinada la Ley de Lavoisier que es la Ley de conservación de la masa: “La materia no se crea ni se destruye solo se transforma”, de ahí que estemos completamente convencidos de que eso que hemos tirado no se va a destruír por sí solo en la mayoría de los casos sino que los seres humanos tenemos qué transformar lo que así se requiera, enfocándonos en investigar las formas en que es posible y necesario ayudar a transformarlo con el objeto de obtener una nueva materia prima (es decir, obtener aquello que le dió origen a ese producto que ha sido utilizado) o con el fin de que ese producto que consideramos ya no nos sirve pueda tener un nuevo uso, diferente al que fué fabricado, ofreciéndole a este material un nuevo ciclo de vida. Este proceso al que me refiero ya lo hemos escuchado con anterioridad, me refiero al proceso de reciclaje.

El reciclaje tiene tantos y tantos beneficios en todos los sentidos, de tal forma de que pasamos de ser agentes contaminantes a ser agentes reconstructores de la vida planetaria, y automáticamente ese acto basado en la conciencia de la trascendencia del resultado de nuestros actos le dice al Universo, al Planeta Tierra lo siguiente:

“Planeta, tu que eres mi mundo, mi lugar sagrado, ¡¡¡TE AMO!!!, y por ello te ayudo tanto como me has ayudado a permitir ser parte de ti, disfrutando todo lo que hasta hoy disfruto y festejo!!!.

Hagamos del reciclaje un estilo de vida. ¡¡¡Qué maravilla!!!.