Emprendimiento del primer viaje hacia el reciclado de Carton.

El carton que en otros momentos pudo ir a la basura. 

El día Jueves 11 de abril 2013 es el primer día en la historia de mi vida en llevar cartón para reciclar.

Un poco de historia:

Todo inició cuando observé la necesidad evidente de que el planeta necesita respirar y tenemos qué ayudarlo, porque no solo ayudamos a algo externo a nosotros sino a ese “algo” donde se manifiesta la vida. Consciente que cada día de mi vida es mi actitud la que cuenta para contaminar cada día de mi vida, comprendí que también es mi actitud la que también cuenta para no contaminar cada día de lo que me resta de vida. Logro con esto comprender que lo que  determinó mi cambio de actitud fué la toma de decisiones basado en un cambio de consciencia.

Por supuesto que existen ventajas y desventajas al momento de reciclar.

De momento me gustaría mencionar algunas desventajas que nos impiden reciclar:

  • Que los centros de acopio no se encuentran cercanos a nuestro domicilio.
  • Que no existen en nuestra ciudad centros de acopio para reciclado.
  • Que no tenemos espacio suficiente en casa para almacenar lo que es apto para reciclar.
  • Que desconocemos qué productos son aptos para reciclar.
  • Que aún teniendo espacio en casa por cuestiones de estética nos disguste acumular “basura”.
  • Que no tenemos manera de trasladar todo el material acumulado a una recicladora.

Estos son algunas probables desventajas en cuanto a la actitud de no reciclar.

Entre las ventajas de reciclar que puedo observar hasta el momento son:

  • Tu estado de ánimo se eleva, porque logras sentir una gran satisfacción al saber que lo que estás juntando temporalmente (respecto al espacio destinado para  ello) se destinará a una utilidad mejor.
  • Que sabes que esa actividad contribuye de forma totalmente positiva a mejorar la calidad del medio ambiente, la ecología y la economía.
  • Que notas en tí mayor responsabilidad con todo lo que te relacionas. Nos relacionamos con los productos que compramos, con el ambiente donde nos desplazamos, con las personas que también tienen contacto con el ambiente que compartimos.
  • La visión se expande, al comprender que todo acto que ejercemos se propaga en una infinidad de formas.
  • Aprendemos a familiarizarnos con mayor número de personas, trabajando por un bien común: que en principio es conservar la salud (en todas sus formas) responsabilizándonos humanamente de nuestros actos .

Esta actividad comenzó de manera personal. Desde hace tiempo que tenía la intención de juntar todo aquél material que sabía podía reciclarse, pero no tenía en cuenta muchos detalles. Fué durante la marcha que fuí aprendiendo cosas que no estaban dentro de los planes, ¡claro!, no por ello hay que dejar de planear, porque es imprescindible conocer en principio cuál es el plan, pero lo curioso es que cuando emprendemos un plan, a través de una acción, con el solo hecho de saber que tenemos un propósito  es que logramos ser constantes. La constancia es lo que favorece al cumplimiento de cualquier firme propósito.

Llegó el momento que decidí ponerme en marcha, quice simplemente responsabilizarme por los productos reciclables que desechábamos en mi propio hogar. Es así como comenzó todo. Empecé comunicándoles  a mis padres cuál era mi intención, para que en común acuerdo conserváramos de forma grupal la acumulación de este tipo de material que nos hemos acostumbrado erróneamente a llamar “basura”. Puesto que la basura es todo aquello que ya no sirve, es necesario comprender que todo material que se puede reciclar y darle un nuevo uso es material reciclable, más no basura.

El material que inicié por rescatar y que mantuve en la mira durante varios meses fué con la ayuda invaluable de mi familia, fueron,  entre otros:

  • Los cilindros de cartón que sostienen al papel higiénico.
  • Las cajas de cartón grandes que no se utilizaban o que habían perdido su utilidad al encontrarse trozadas, rotas o con agujeros.
  • Envases  tetrapak de la leche, jugos, etc.
  • Cajas de cereal, galletas, jabón de tocador, soporte de empaques de plástico (donde vienen los cepillos de dientes, rastrillos, etc.)
  • Las bases de cartón o también llamadas carteras de huevo.

Llegó el día en que el espacio destinado para ello llegó a su límite, era necesario trasladar todo el material que con su volumen adquirido reclamaba ir a un mejor lugar, y así continuar serviendo de la mejor manera.

Fué así que llamé a algunos lugares que ya había investigado con bastante tiempo, desde que inicié con este proyecto. Llamé para investigar los horarios de atención y así programarme para llevar en tiempo y forma el material. Terminábamos de comer cuando mi papá se ofreció en ayudarme a trasladar todo el material coleccionado en su camioneta.

Entonces totalmente agradecida empecé a juntar todo el material cercano a la puerta de mi casa, lográndose apreciar de la siguiente manera:

1a

Este cartón es de las cajas que ya no eran útiles para almacenar artículos, es por ello que para que ocuparan el menor espacio la apilé de trozos pequeños.

2a

En la bolsa negra logramos observar tapas de cajas de cartón y algunas cajas dobladas. En la bolsa transparente lo azúl y lo morado son carteras de cartón que lamentablemente aplasté (lamentablemente aplasté porque más adelante te digo por qué).

3a

Aquí se logran ver en la caja central los cilindros de cartón que sostenián en el pasado el papel higiénico. La bolsa blanca contiene cajitas pequeñas de cartón y la caja de la izquierda contiene una fila de envases tetrapak, y algunos más de cartón que no son tetrapak.

Después de acercar todo el material reciclable a la entrada de mi casa lo subí atrás de la camioneta. Como logramos observar es bastante material como para llevarlo sola al centro de acopio. Haciendo un estimado me hubiera tomado alrededor de una hora y media en trasladarlo por partes. Indudablemente esta tarea como cualquier otra es más beneficiosa y divertida cuando se realiza en equipo, un equipo coordinado.

4a

5a

Ocurrieron varias sorpresas y muchas de ellas lecciones de aprendizaje a través y durante esta actividad de ayuda mutua.

Una de ellas es que me sentí tan feliz y agradecida por la oportunidad que nos ofrece esta actividad de compartir más tiempo con nuestra familia, en esta caso, con mi amada familia.

Otra de ellas es que por ser la primera ocasión que experimentamos esta actividad tan hermosa y divertida, es que se me permitió conocer más de cerca las condiciones en las que es necesario presentar el material para que pueda ser aceptado en los centro de acopio de material reciclable.

Que una vez que estás decidido y convencido, hablando a través de tus acciones en automático influyes positivamente en la actitud de quienes tienen la oportunidad de observarte, y con ello te llega más apoyo que realmente nunca imaginaste y no esperabas, pero que agradeces con toda el alma.

Otra de las sorpresas es que antes de dirigirnos a la dirección predestinada mi papá se ofreció en llevarme al centro de nuestra ciudad para que yo recopilara más material. Esto me pareció genial. Y con ello además de la alegría al ver cartones pude observar más detalles sorprendentes, entre ellos que pude conocer a personas interesadas por contribuir con el rescate necesario de este material que lejos de ser algo que ya no sirve es una gran oportunidad de cambio de consciencia.

Emprender la acción de bajar y subir al carro a medida que encontrábamos más cantidades de cartón me hizo recordar tiempos de mi niñez, porque desde entonces no lo hacía. La diferencia es que en aquél entonces el motivo era para recopilar cartones que nos sirvieran para trasladar en ello nuestras pertenencias porque nos cambiábamos de casa, ¡¡¡¡doble aventura!!!.

Esta historia aún no termina… continuaré compartiendo qué pasó después de lograr llenar la camioneta con todo el cartón que encontramos a nuestro camino y con ello la tristeza de no poder rescatar más.

Gracias por leerme, es un gusto poder compartir.

Un saludo afectuoso.

Con-ciencia Química.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *