La educación anacrónica genera deficiente desarrollo de la Creatividad

El sistema educativo dificulta la expresión de nuestra Creatividad

Encontré muchísimas ideas de gran valor en el contenido temático de este video que se muestra aquí. Lo sentí tan importante porque todos somos o fuimos actores de ese proceso del cual hablan y el beneficio que encontré en presentarlo aquí, en este espacio de Conciencia Química es porque la química forma parte de las asignaturas de los programas educativos, específicamente a partir de la educación media básica, en este nivel educativo se puede decir que nos enfrentamos o tenemos nuestros primeros contactos con una ciencia  que es imprescindible llegue a ciertos lugares de nuestra conciencia de tal forma que nazca el amor por ella, generando interés e inquietud en los seres humanos (que somos naturaleza) por conocer la esencia de la misma naturaleza, es decir, que logre despertar motivación por conocernos a través de la naturaleza que nos conforma como seres humano, conocer de qué estamos conformados físicamente con el objetivo de aprender a cuidarnos y conservar nuestra salud y la de los demás.

Se abordan diversos cuestionamientos, que a la vez que nos permiten entender el origen de los resultados que nos disgustan o desagradan de dicho sistema educativo también nos permiten reconocer lo que somos ahora nosotros mismos como la creación o producto de dicho sistema. En este último aspecto quizá no muchas veces nos ponemos a pensar, ni preguntarnos si en verdad la educación que recibimos:

¿qué tan beneficiosa fué para mi desarrollo como individuo?,

¿generó en mi interior conocer la importancia de aprender y conocerme en todos los aspectos de mi vida que tendrá tanta relevancia como el tiempo viva?,

¿despertó en mí la importancia de poner en práctica los valores universales que son imprescindibles para vivir en armonía?,

¿me enseñó a confiar en mi poder de creación?.

Replantearnos estas y más preguntas nos permiten re-inventarnos sin importar la edad que tengamos, porque somos una promesa viviente, que representa la esperanza de generar cambios positivos empezando por cambiar nuestro interior, y con interior me refiero a re-significar las creencias que nos hacen tener ideas acerca de nosotros mismos que realmente no somos, y solo en nosotros está la decisión de parar o de seguir así.

En la medida que tomemos decisiones que son trascendentes en nuestro estilo de vida, sin importar de qué tipo de sistema somos producto, seremos capaces de cumplir esa promesa que llevamos dentro, en ese corazón que vive gracias a lo que sabe vino a ser en este mundo. Considero que si queremos vivir en paz y con un sentimiento de satisfacción a lo largo de lo que nos resta de vida tenemos qué enfrentarnos a reconocer qué fue lo que necesitamos durante nuestra formación académica, a través de las escuelas que estuvimos y que muy probablemente en estos escenarios nadie supo ofrecernos a pesar del interés que pusieron al transmitir sus conocimientos.

Me interesa la educación, y reconozco que va más allá de un aula de clase. Este proceso es una labor y responsabilidad de todo ser humano, es decir, que la educación está en manos y es un trabajo de equipo conformado por los mismos padres como de maestros y cada individuo que conformamos una comunidad, sociedad y humanidad. Conociendo y aceptando esta realidad podremos estudiar y analizar nuestra actuación hasta este momento, en la vida de las personas con las que nos relacionamos, en especial de esos niños que están creciendo en nuestro núcleo familiar. Claro está que hablar de educación no es limitarnos a los sistemas, tipos, niveles y formas de enseñanza académica sino que abarca también el arte de influir con nuestras actitudes en la vida de todos los que nos rodean. Realmente es un concepto tan amplio como las disciplinas que abarca, en el ramo académico como la función de cada integrante del equipo que lo desempeña.

————————————————————————————————————————————

“La educación está reprimiendo los talentos y habilidades de muchos estudiantes; y está matando su motivación para aprender.”
Ken Robinson

1

En los últimos cincuenta años las esferas económica, cultural y personal han dado un vuelco en el mundo entero y sin embargo los sistemas educativos no han movido un ápice en sus programas y sus objetivos. ¿Por qué se aburren los niños y niñas en el colegio?, ¿por qué llegan al mundo adulto sin tener idea de sus propios talentos y capacidades?.

El líder en educación y creatividad Ken Robinson, llama hoy en “redes” a demoler una educación nacida para y por las sociedades industriales. La sociedad de la información actual necesita jóvenes creativos y motivados.

Punset: Llegó a ser sesenta años o algo así, eran comienzos de la década de los años cincuenta y aquí en esta escuela de North Hollywood High School es donde hice mi bachillerato, me llamaban Eddi, que es el diminutivo de los norteamericanos para Eduard o Eduardo y seguramente con toda certeza en la escuela siguen destilando contenidos académicos en los cerebros, lo que hay que hacer es enseñar cosas distintas de las que me enseñaron en los años cincuenta en esta North Hollywood High School. Por qué distintas? porque lo que nos enseñaban entonces estaba muy bien para el mundo industrializado, para conseguir trabajo en el mundo que había salido de la revolución industrial, pero no nos enseñaban lo que hace falta para innovar, para ser creativo, y para eso básicamente hoy día, sabemos que lo que hace falta es ayudarnos a elegir, ayudar a los jóvenes, ayudar a los hijos y a las hijas a elegir primero cuál es su dominio, cuál es lo que de verdad les gusta y no tanto lo que está ocurriendo fuera de ellos mismos.

Marc Prensky, escritor y consultor y especialista en aprendizaje resumió en redes hace unas semanas las capacidades escondidas de los niños.

El deber de las escuelas en mi opinión es motivar a los chicos, este es el motivo por el que no van a dejar de existir los profesores. Su trabajo es darles luz. ¿Tienen nuestros hijos trastorno por déficit de atención?, esto es lo que muchos creen, les damos ritalin y otros fármacos. Esto es lo que dicen nuestros hijos; “yo no tengo déficit de atención, simplemente no estaba escuchando”. ¿Cómo encendemos las luces para estos chicos?, yo creo que la mejor forma es con aquello que les apasiona y creo que así toda esa mala prensa en torno a nuestros chicos la vamos a ver con otros ojos. Voy a darles una metáfora nueva: digamos que nuestros chicos son cohetes espaciales, ¿qué quiere decir? pues que van rápido, que se lanzan de cabeza a lugares desconocidos, que son muy volátiles, que son difíciles de controlar con precisión como los cohetes de verdad, necesitan ser programados adecuadamente, necesitan combustible adecuado y buenos pilotos y quizás requieran algunas correcciones a medio camino como los cohetes de verdad, ¡pero tienen un retorno potencial enorme!, todos los chicos lo tienen y es lo que tenemos qué descubrir.

El educador y asesor Richard Gerver también alertaba del desarrollo social de los niños de hoy.

Un reto que tenemos como educadores es este: nuestros hijos vuelven a casa tras la escuela cada día y aprenden más por sí mismos y de sus amigos, en las redes sociales, que en el aula, ¿o no?. Como sistema educativo ¿cómo podemos comprender este fenómeno?, los niños son consumidores sofisticados, ya no tienen qué esperar a que les enseñemos las cosas, las encuentran por internet, crean vínculos de amistad, aprenden unos de otros.

2Punset: Hace muchos años leí algo tuyo que me fascinó  porque pensé que nadie había dicho antes algo tan sencillo y tan cierto a la vez. Dijiste que: “Elevar los estándares o los niveles de educación no sirve de nada si los niveles en cuestión no son válidos o si esos están equivocados”, y desde entonces he intentado leer todo lo que has escrito como: autofavormains por ejemplo. ¿Podrías explicarnos tu punto de vista?

Ken (experto en el desarrollo de la creatividad) : mi experiencia es que la mayor parte de nuestros sistemas educativos están desfasados, son anacrónicos, se crearon en el pasado, en una época distinta para responder a retos diferentes. Con el tiempo se han vuelto cada vez más limitados, en todas partes del mundo hay intentos de reformar la educación y uno de los grandes mantras es que hay que elevar los estándares y me hace gracia porque por supuesto que deberíamos mejorarlos siempre pero no sirve de nada aumentarlos si están equivocados, por ejemplo, en la mayoría de sistemas se insiste mucho en elevar los estándares de matemáticas y de lengua, que por supuesto son muy importantes, pero no son lo único que cuenta en la educación, las disciplinas artísticas cuentan, las humanidades cuentan, también la educación física.

Punset: Me gustaría saber si es cierto que ha habido tantos cambios turbulentos que han surgido esa disparidad o esa gran brecha entre la educación por un lado y las necesidades individuales de las personas por otro, ¿cuáles son de verdad esos cambios que han ocurrido?

Ken: pues creo que hay varios, si nos planteamos cuál es el propósito de la educación, los políticos a menudo hablan de volver a lo esencial, a lo básico, y creo que hay qué hacerlo, pero primero tenemos qué ponernos de acuerdo sobre ¿qué es lo esencial?, en mi opinión, la educación desde la guardería hasta la formación de adultos, tiene en líneas generales tres objetivos, o por lo menos debería tenerlos, uno de ellos es económico, es innegalbe que una de las grandes expectativas que tenemos sobre la educación es que si alguien tiene estudios estará en mejor posición para conseguir un trabajo y la economía se beneficiará, por eso invertimos tanto dinero en la educación.

Punset: Y Ahora no es así.

Ken: El problema es que las economías del mundo han cambiado diametralmente en los últimos cincuenta años, el mundo cada vez está más dominado por los sistemas de información, estamos inmersos en una economía de servicios y la industria se ha trasladado fuera de Europa, ahora mismo se ubica mucho más en Asia, por consiguiente económicamente el mundo de ahora no tiene nada qué ver con el mundo en el que tu y yo crecimos. La revolución industrial forjó nuestro mundo pero también fraguó nuestros sistemas educativos. Tenemos un sistema de educación industrial, es un modelo de la educación basado en la producción.

El segundo gran reto educativo es de índole cultural, una de las cosas que esperamos de la educación es que ayude a las personas a comprender el mundo que les rodea y a desarrollar un sentimiento de identidad cultural, una idea sobre su lugar en el mundo.

Punset: Si

Ken Robinson: Si analizamos los sistemas educativos de todos los países, en España no hay duda de que esa expectativa está presente en el sistema de enseñanza, se pretende ayudar a los alumnos a conocer mejor la cultura española y lo mismo sucede en el resto del mundo. Es una gran expectativa de la educación, el problema es que el mundo también se ha transformado culturalmente en los últimos cincuenta años, no tiene nada qué ver con el mundo en el que crecimos, cada vez es más interdependiente, más complejo y también más peligroso culturalmente en algunos aspectos, más intolerante en ciertas cosas.

El tercer gran objetivo de la educación es personal, lo saben los que tienen hijos pero también cualquiera que esté vivo. Una de las cosas que esperamos de la educación es que nos ayude a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, que nos ayude a descubrir nuestros talentos, nuestras destrezas y creo que la educación ha fracasado estrepitosamente en ese sentido, puesto que muchos acaban sus estudios sin descubrir lo que les dá bien, sin averiguar jamás sus talentos, muchos pasan por la escuela y llegan a la conclusión de que carecen de cualquier talento y esto sucede porque en el fondo tenemos una visión de las aptitudes muy limitada. También a habido cambios en ese sentido, vemos pues que hay cambios en nuestra noción de inteligencia pero también en la cultura, que ha cambiado y se ha complicado por no hablar hasta qué punto se ha revolucionado económicamente al mundo.

Punset: Tenemos pues, tres grandes cambios que probablemente explican esta ansiedad, que surge de la disparidad entre el mundo educativo y las necesidades económicas, culturales, individuales.

3

————————————————————————————————————————————

Hacer un fuego, cazar, recolectar plantas comestibles, fabricar recipientes y armas. Nuestros antepasados aprendían unos de otros las actividades de la vida cotidiana. Los conocimientos se adquirían a través del contacto con los demás y la repetición, hasta que miles de años después se inventó la escritura, la primera gran revolución en el aprendizaje, entonces los textos comenzaron a vehicular buena parte del conocimiento. También cambiaron, claro, las cosas que aprendía la gente. Nacieron las primeras escuelas, en ellas, un individuo, el profesor, tenía unos conocimientos que dictaba a una serie de alumnos, que los aprendían.

En el siglo XVIII cuando se produjo la revolución industrial, se comenzaron a regular los sistemas educativos, el objetivo era preparar a los trabajadores que luego estarían a cargo en las cadenas de montaje en las fábricas. Individuos que hacían lo mismo una y otra vez durante muchas horas al día.

La escuela que se inventaron seguía ese patrón, todos los niños repetían y repetían de memoria determinados conocimientos. Un proceso estandarizado y lineal en el que les enseñaban aquellas materias que se consideraban útiles para la recién nacida economía industrial. Es el modelo que ha perdurado hasta nuestros días, sin embargo, ya no nos sirve, porque el mundo en el último medio siglo ha cambiado radicalmente.

Los avances expectaculares que se han producido en ciencia y tecnología han hecho por una parte que pasemos de ser una sociedad industrial basada en la producción masiva de objetos a una sociedad de servicios y de información, en la que el motor son las ideas y la creatividad, la capacidad de inventar los nuevos oficios más acordes al siglo XXI. Y por otra parte los descubrimientos científicos nos han permitido conocer mejor cómo funciona nuestro cerebro, el órgano encargado del aprendizaje y descubrir algo que los griegos ya sabían, que no aprendemos repitiendo, de memoria, sino haciendo, cuando nos emocionamos, por eso, hay que transformar la escuela de arriba abajo, necesitamos un sistema educativo que mediante el aprendizaje social y emocional fomente la educación personalizada, que potencie el desarrollo de cada individuo, que estimule la creatividad, la pasión, la energía, el talento, porque nuestro futuro está lleno de nuevos retos que requerirán nuevas soluciones, y éstas dependerán de cuán creativa, vital y variada sea la gente, y también feliz, y para ser feliz necesitamos realizarnos y desarrollarnos, descubrir y cultivar aquello que nos motiva y hace sentirnos bien. ¡Bienvenidos a la escuela del siglo XXI!.

———————————————————————————————-

Punset: Creo que fuiste uno de los primeros del sector educativo en hablar de la desafortunada división entre ciencias y la cultura o las artes y es curioso porque nosotros cuando preparamos programas científicos a menudo tenemos que enfrentarnos a un dilema, nos planteamos que un tema no encaja bien, en lo que los científicos denominarían temática científica, así que es mejor descartarlo. Pero tu afirmas que como resultado de esta escisión entre la ciencia y las disciplinas artísticas hemos ignorado un campo fantástico, el de la creatividad, ¿a qué te refieres exactamente?

Ken: Pensemos de nuevo en la educación, la mayoría de países no instauraron un sistema de educación pública obligatoria hasta mediados del siglo XIX. Se trata de ideas bastante nuevas, dos factores influyeron mucho en la educación, el primero fue la economía industrial, que provocó una cultura organizativa de la educación extremadamente lineal, centrada en los estándares y la conformidad y el otro gran factor de influencia en mi opinión, fue la cultura intelectual de la ilustración que desencadenó en la cultura académica de la educación.

Una de las características de la enseñanza es que hay una jerarquía de asignaturas en las escuelas, en la mayoría de sistemas tenemos arriba de todo, de la jerarquía, la lengua, las matemáticas y las ciencias, un poquito más abajo están las humanidades como la geografía o los estudios sociales o filosofía, cuando se enseña, y debajo de todas están las disciplinas artísticas. Hay poquísimos sistemas educativos, no conozco ninguno de ellos, que enseñen danza con el mismo rigor y sofisticación con el que se enseña matemáticas, ¿por qué hay esta jerarquía?, muchos te dirán: “es evidente, tiene qué haber una jerarquía”, pero ¿por qué?. Creo que hay dos motivos, el primero de los cuales es económico, se cree que las materias que están más arriba de la jerarquía son más relevantes para el mundo laboral.

4

Punset: Para encontrar trabajo.Ken: Sí, y te encuentras con afirmaciones como: “no te dediques al arte, jamás serás un artista ni te ganarás la vida con el arte”, “no hagas música, es muy difícil salir adelante como músico”. Así que un argumento es claramente económico, pero lo interesante es que nadie te dice: “no te centres en las matemáticas, nunca serás matemático”, ni tampoco: “olvídate de la química, jamás serás químico”. Esto se debe a que en nuestra cultura intelectual existe una asociación entre las ciencias y cierto tipo de conocimiento objetivo, se cree que al trabajar con las ciencias se trabaja con hechos y certeza, que son las cosas que marcan diferencias en el mundo, mientras que las disciplinas artísticas se asocian con los sentimientos y la expresión personal, por lo que están muy bien para entretenerse pero no son importantes para la economía.

La ilustración y la revolución científica crearon un modelo de inteligencia y conocimiento que ha imperado en nuestra cultura. Desde entonces el arte se ha asociado con la corriente del romanticismo del siglo XIX, con la expresión de sentimientos. Y creo, creo que es un problema enorme porque esto ha disociado el intelecto de la emoción y hemos pasado a considerar ambas cosas como separadas, en detrimento tanto de las artes como de las ciencias. La creatividad ha pasado a asociarse con lo artístico y no con lo científico, porque se cree que la creatividad tiene que ver con la expresión individual de las ideas, yo propongo entre otras cosas retomar una concepción de la creatividad que nos devuelva la relación entre las disciplinas artísticas y científicas, puesto que ambas salen perjudicadas de la separación.

Punset: Mientras hablabas pensaba en el patrón que sirvió para establecer que alguien estaba en la parte adecuada del conocimiento, lo que llamamos el cociente intelectual, ¿por qué?, ¿por qué demonios hemos creído durante tanto tiempo que la medición del coeficiente intelectual era importante para la vida económica?, ¿por qué?.

Ken: El cociente intelectual fue una de las nociones que surgió del crecimiento de la psicología y de la sociología, de los intentos de aplicar las mismas características de las ciencias físicas a las personas. Lo importante es que había dos fuerzas, por un lado, un verdadero espíritu de investigación, para haber si podíamos medir la inteligencia al igual que medimos el movimiento de las mareas pero también coincidió con el crecimiento de la educación pública, que requería una manera eficaz, rápida y objetiva de caracterizar a las personas para poder educarlas, se necesitaba saber en cierto modo, si tenían una inteligencia normal, inferior a la media o extraordinaria. Alfred Binet cuando creó el primer test de inteligencia en París, estaba interesado en los niños con necesidades educativas especiales, para descubrir cuáles eran sus necesidades necesitaba tener una idea de cuál era la capacidad media, este era el objetivo inicial, no obstante, los test de inteligencia, se volvieron fundamentales para la categorización de alumnos en las escuelas públicas pero también para la selección en el ejército. Se han convertido en un mito, me parece, han pasado a formar parte de nuestro léxico cultural como si fueran objetivos.

Una de las organizaciones más importantes que hay es MENSA, la organización de personas con cocientes intelectuales altos y me parece estupendo, no voy a criticar a MENSA, pero me planteo si esto es así realmente. En realidad, el test de inteligencia solamente mide la capacidad de hacer test de inteligencia. Hay personas a las que estos test se les dan muy bien. Si queremos saber lo inteligente que es alguien, por lo menos deberíamos aceptar que la inteligencia entraña mucho más de lo que se puede medir en un test de inteligencia. ¿No deberíamos incluir también otras preguntas?, como por ejemplo, ¿sabes componer una sinfonía?, ¿sabes interpretarla?, ¿gestionar un negocio de éxito?, ¿sabes bailar?, ¿sabes escribir una poesía que conmueva a los lectores y les haga llorar?.

Punset: ¿ Tienes empatía?

Ken: La empatía sí. Si el ser humano solamente tuviera las habilidades que se miden en los test de inteligencia, la mayor parte de la cultura humana jamás habría existido. Yo no querría vivir en un mundo así. ¿Tu sí?

Punset: no

Ken: Tenemos una visión de la inteligencia muy reduccionista.

———————————————————————————————-

El psicólogo Mark Greenberg recordaba en redes la problemática de los profesores frente a los nuevos retos de la educación:

“Hasta ahora lo que hacíamos con los profesores era presionarlos muchas veces para que se centraran únicamente en lo académico, solamente en la lectura, las matemáticas y las ciencias. Y en eso se han convertido, en profesores de lectura, de matemáticas y de ciencias pero la mayoría de profesores eligieron la profesión porque querían llevarse bien con los niños. Les gustan los niños y quieren pasar tiempo con ellos, educarlos, prepararlos para la vida, y conforme se los vamos permitiendo y les brindamos más habilidades para hacerlo descubren que disfrutan mucho más enseñando.”

Para Richard Gerver el valor de la educación está en el camino, no en la meta:

En cierto modo hemos olvidado que lo bueno de la educación está en realidad en la experiencia, en el momento, en la alegría de descubrir algo, en la satisfacción de tener una pregunta y poder buscar una respuesta y no necesariamente en la propia respuesta. Creo que muchos niños y muchos profesores en el sistema educativo se sienten frustrados porque por culpa de las presiones y la obsesión por los resultados la magia del viaje se ha disipado, me parece que este es el motivo por el que cada vez hay más niños que abandonan los estudios enseguida que pueden porque no ven en ellos ninguna pasión, ninguna emoción, y es a raíz de esta fijación con el destino final que ignoran la alegría de lo que pasa por el camino.

———————————————————————————————-

Pero… cómo voy a estar atento en clase?, datos y datos, fórmulas, información… ¡si ya no me acuerdo de lo que estudié el año pasado!.

Que si la capital de Ecuador es Quito, pero si seguro que eso está en google. Me parece que nos enseñan igual que antes, nos educan igual que a mis padres y a mis abuelos, y a los padres de mis abuelos, así… es difícil estar motivado. Ahora se ha puesto de moda decir que tenemos TDAH, porque creen que no atendemos en clase, algunos niños si que tienen un problema y necesitan pastillas, ¡tomen pastillas! pero a otros lo que nos pasa es que estamos muy aburridos, porque con las cosas que nos gustan podemos pasarnos horas y horas, ¿por qué en lugar de darnos pastillas no intentan motivarnos? para que seamos creativos, para que inventemos, para que soñemos, que nos den ganas de aprender. Pues si vivimos en una época super chula!, tenemos al mundo a nuestro alcance, con un click yo me paso horas navegando por internet, viendo videos, jugando, no sé, es que en el cole me duermo. Piensen en ello.

———————————————————————————————————————5

Punset: Me gustaría explicitar o sugerir a los telespectadores los grandes cambios, ¿cuál es el contenido real de estos grandes cambios a los que se está refiriendo Ken Robinson?. Vamos a ver, empezó todo por un tipo de pensamiento que era de la edad media, ok, luego nos dice en dos palabras cuál era la síntesis de este pensamiento, después viene el renacimiento que es totalmente o muy distinto, después viene el pensamiento de la revolución industrial, lo que llamamos la ilustración, después viene otro tipo de pensar distinto que es el romanticismo y por último en estos momentos, ¿dónde nos encontramos?

Ken: ¿En pocas palabras?,

Punset: en pocas palabras toda la historia.

Ken: Bien, procuraré ser breve, toda la historia moderna de Europa en unas pocas frases. En cualquier caso, la corriente mayoritaria en la Edad Media es que por lo general todo el mundo estaba muy dominado por las ideas de la Iglesia y había una jerarquía social y económica muy marcada entre la aristocracia y la población rural, en general era un estilo de vida muy rural, especialmente en toda Europa. En el renacimiento el desencadenante fue el redescubrimiento de los textos clásicos, de los pensadores y filósofos griegos y romanos, esto condujo a un renovado interés por la vida intelectual y la belleza y a nuevas maneras de reconsiderar nuestro lugar en el mundo. Se produjeron varios cambios importantísimos, por ejemplo el trabajo de Copérnico y Galileo que plantearon la posibilidad de que tal vez la Tierra no fuera el centro del Universo de Dios, y eso supuso una especie de terremoto ideológico con enormes cambios en la manera de ver las cosas de la gente, lo más importante que la inmensa mayoría de gente ya no tenía que depender de los argumentos y la autoridad de una minoría culta del clero, porque la invención de la imprenta generalizó el acceso a las ideas, la gente podía leer por si misma las ideas y distribuírlas, ha habido varios ejemplos de tecnologías absolutamente revolucionarias como la imprenta, la televisión también fue una de ellas y creo que la cultura digital de ahora también lo es.

Pero supongo que si hubiera que definir el gran cambio en unas pocas palabras diría que la conciencia humana ha ido expandiéndose más y más hacia afuera, hemos dejado de mirarnos el ombligo para intentar ser más objetivos sobre nuestro lugar en el mundo y el orden de las cosas, a medida que pasábamos de la Edad Media al Renacimiento y a la Ilustración.

En líneas generales dejamos de considerarnos el centro de la creación de Dios, para vernos como parte de un cosmos mucho mayor. Ahora mismo, nuestra generación, y con esto no me refiero a tí y a mi sino a toda la generación de personas que habitan en la Tierra ahora, a todos los que convivimos en el Planeta, tenemos que enfrentarnos a retos que carecen de precedentes en toda la historia de la humanidad. Uno de los motivos por los que defiendo con tanta pasión que hay que modificar la educación y replantearse la creatividad es porque me parece que a no ser que cambiemos nuestra manera de pensar en nosotros mismos no estaremos a la altura de los desafíos a los que nos enfrentamos ahora y si no hacemos frente a los retos las consecuencias podrían ser desastrosas.

“Si no estás dispuesto a equivocarte, nunca llegarás a nada original.”
Ken Robinson

6

Dirección – Eduard Punset
Edición científica- Miriam Pelàez
Realización- Ramón Balagué
Oriol Bosch Castellet
Guión- Cristina Sáez
Casting internacional- Javier Canteros
Producción Agencia Planetaria- Magdalena Vargas
Tzeitel Puig Andreu
Imagen – Oriol Bosch Castellet
Ramón Balagué
Edición y postproducción Minifilms TV- Joseph Peluc
Salva Viñets
Equipo TVE-
Realizadora- Pilar Granero
Productora- Tatiana Rodríguez
Imagen- Guillaume Tunzini
Olivier Virmont
Actor- Marc García Ferriz
Diseño Gráfico- Nuri Yebra
Sonorización- OIDO
Traducción- Maya Busqué
Tatiana Salaet
Locuciones- Cristina Carrasco
Ignacio Latorre
Marc García Ferriz
Sintonía musical- Chop Suey
Agradecimientos
Escuela Parc de la Ciutadella
Archivo Prelinger
una producción de TVE con la colaboración de AGENCIA PLANETARIA, S.A.
TVE 2011

———————————————————————————————-

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *