Alejandra Ordóñez

Gracias por tu interés en conocerme.


15 marz 2009 022aa

El conocimiento acerca de uno mismo es una labor infinita; que nunca termina, se vuelve una tarea eterna y constante, a tal grado que la persona que somos en este momento es diferente conforme avanza el tiempo. Esto he logrado deducir a partir de observar que nuestra naturaleza como seres humanos implica ser seres cambiantes, en constante movimiento, en constante aprendizaje; mismo que nos invita, nos empuja, nos inspira a observar nuestros propios actos, nuestras reacciones, nuestras respuestas a diversidad de experiencias y temas aleccionadores de esta vida tan misteriosa para generar en nosotros un autodescubrimiento, el cual continúa mientras nos encontremos conscientes de nuestra existencia.

Soy una mujer apasionada por la vida; por los milagros, aquellos sencillos, donde simplemente podemos cambiar nuestra perspectiva sobre nuestra propia persona; lo cual considero sumamente importante si deseamos construir de nosotros mismos un nuevo ser dispuesto a crecer y poner en marcha su propio autoempoderamiento para afrontar todos los cambios de los que se compone la vida. Pues considero que de eso se compone la vida de la que todos formamos parte, de cambios que tienen la función de renovarnos, de permitirnos evolucionar, de lograr ser mejores seres humanos.

Siempre he creído que detrás de lo visible hay algo más; que es más verdadero, más importante y trascendente de lo aparentemente real. Me refiero a la esencia del ser humano, esa fuerza interior que nos permite crear y trascender a través de nuestro tiempo limitado de existencia. Es esta creencia la que me permite avanzar hacia el cumplimiento de metas que he creído a veces imposible de alcanzar, manteniendo la esperanza de que si estamos aquí; hoy, con vida; es porque es necesaria nuestra presencia, para poder marcar la diferencia con nuestros propios talentos que son nuestro tesoro único y personal, permitiéndonos sentir útiles y con ello satisfechos, autorrealizados; dejándonos ver que todo lo que hacemos es importante no solo para los demás sino para nosotros mismos.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *